Jose Uranga (1788-1868)

Biografiak-Uranga1

Fuente Imagen

Nació en Azpeitia en octubre de 1788. Estudió hasta que la invasión francesa le llevó a presentarse como voluntario al general May en Oviedo. Luchó en Asturias y Galicia hasta que fue destinado en 1811 al Batallón de Voluntarios de Gipuzkoa, donde se enfrentó a los invasores bajo las órdenes de Jauregui "El Pastor". Tomó parte en numerosos enfrentamientos hasta la batalla de San Marcial, en agosto de 1813, en la que recibió una condecoración, como su compañero de armas Tomás Zumalacárregui

Continuó su carrera militar hasta que en abril de 1821 se sublevó en Salvatierra contra las autoridades liberales creando una división de 2.000 hombres que se enfrentará a las tropas gubernamentales en Alava. Al acabar esta campaña fue nombrado coronel. Durante los siguientes años fue comandante general de la provincia de Alava.

En 1830 se puso al frente de la columna que se enfrentó a la expedición de Espoz y Mina y Jáuregui cuando éstos trataban de reinstaurar el liberalismo en España, derrotándolos y obligándoles a huir a Francia.

Fuente de la ilustración

Fue uno de los primeros en proclamar a Carlos V a la muerte de su hermano Fernando VII, organizando varios batallones en Alava. Se unió a Zumalacárregui, participando en las principales acciones del inicio de su campaña, lo que le valió el nombramiento de Mariscal de Campo. Cuando en julio de 1834 Don Carlos entró en el País Vasco, nombró a Uranga su ayudante de campo, encargado de su seguridad personal.

Al año siguiente participó en el bloqueo de San Sebastián conquistando el convento de San Bartolomé. Durante la Expedición Real, Don Carlos le nombró Capitán General de Navarra y Provincias Vascongadas, es decir responsable del territorio carlista mientras el grueso de las tropas se dirigía a Madrid. A pesar de contar con escasas fuerzas fue capaz de conquistar las guarniciones liberales de Lerín, Peñacerrada o Peralta y, sobre todo, de derrotar a O'Donell en Andoain.

Fuente de la ilustración

Los últimos años de la guerra los pasó junto a Don Carlos adhiriéndose a los "apostólicos" en las luchas internas. Tras los fusilamientos de Estella fue expulsado a Francia por Maroto. Vivió exiliado en Francia hasta la amnistía de 1848 tras la que se instaló en Vitoria donde murió en 1860.