Vicente Quesada (1782-1836)

Biografiak-Quesada1

Fuente Imagen

Hijo del gobernador de Nicaragua, nació en La Habana en 1782. Cursó la carrera militar y en 1808 se unió a la lucha contra los franceses, actuando bajo las órdenes de la Junta de Extremadura por esta región y Castilla. En noviembre fue herido y hecho prisionero en Burgos. Conoció varios depósitos de prisioneros en Francia de los que huyó tres veces hasta conseguir reunirse en la península con las tropas españolas en septiembre de 1811.

Fernando VII le nombró brigadier por sus méritos durante la Guerra de la Independencia y por no encontrarse entre los militares liberales que por defender la Constitución de Cádiz sufrieron represalias o conocieron el exilio. También fue nombrado gobernador de las cuatro villas de la costa de Santander.

Durante el Trienio Liberal huyó a Francia uniéndose a los conspiradores de la Regencia de Urgell y del general Eguía. Tuvo el mando del ejército realista de Navarra, donde conoció y tuvo a sus órdenes a Tomás Zumalacárregui. Tras la derrota de los liberales y la restauración de Fernando VII como rey absoluto, fue ascendido a teniente general.

Durante los siguientes años fue poco a poco alejándose de las posturas más intransigentes. En 1833 Maria Cristina le nombró comandante general de la Guardia Real de infantería con el cometido de depurar este cuerpo de los militares realistas o sospechosos de simpatía hacia Don Carlos . La reina gobernadora también le concedió el título de Marqués de Moncayo.

 

Guerra sin cuartel

Escaramuza en Urdañiz. Fuente de la ilustración

Sustituyó a Valdés al mando del ejército del Norte, pero fracasó, como su antecesor, en su tarea de pacificar el territorio vasco. Intentó, con la mediación de Miguel Antonio Zumalacárregui, hermano del general carlista, convencer a éste último para que abandonara las filas de Don Carlos a cambio de no recibir sanción ninguna por su actitud durante los primeros meses del conflicto. La correspondencia cruzada entre Quesada y Tomás Zumalacárregui, concluyó de mala manera cuando el liberal envió su última carta dirigida "al jefe de salteadores y bandidos Zumalacárregui". Quesada inició una fase de dureza extrema y fusilamientos sumarísimos que dieron paso a la "guerra sin cuartel".

VALLEJO. "Asesinato de Vicente Quesada". Galería militar contemporánea. TOMO I. Madrid, 1845

Ya en junio de 1834 Quesada era sustituido por Rodil en el mando del ejército liberal en el Norte y enviado a Madrid como comandante general de la Guardia Real y capitán general de Castilla la Nueva. En agosto de 1835 disolvió un levantamiento de las Milicias Urbanas en Madrid. Un año después se produjo la sublevación de La Granja. Esta vez no consiguió detener el levantamiento. Tuvo que huir de Madrid, pero fue detenido en Hortaleza. Estando preso allí llegó una multitud de Madrid y asesinó y descuartizó al, hasta entonces, influyente militar y político, Vicente Quesada.