Hoy hace 85 años se reinauguró el viaducto de Ormaiztegi

31/01/2022
Tras el derribo del viaducto para evitar el avance de las tropas franquistas, el General Mola lo inauguró el 1 de febrero de 1937. Esta efeméride nos permite comentar el progreso del último proyecto del Museo para fomentar la accesibilidad.

Ormaiztegiko trenzubia

Inaugurado el 15 de agosto de 1864, el viaducto de Ormaiztegi es la obra más importante del trazado ferroviario Madrid-París. Diseñado por el ingeniero Alexander Lavalley (1821-1892), predecesor de Gustave Eiffel, y destinado a salvar el valle del río Eztanda a su paso por la localidad de Ormaiztegi. Es una estructura de hierro laminado de 18.000 toneladas con uniones roblonadas soportado originalmente por cuatro pilas de mampostería revestida de sillería con una longitud de 289 m, salvando una altura máxima de 34 m. Un puente amplio, cómodo y muy seguro con su magistral cálculo de fuerzas y utilización del hierro, un material que resultó revolucionario en su aplicación arquitectónica.

Desde que el viaducto se inauguró en 1864 Madrid y París se unieron por tren y cambió el curso de nuestra historia.  Su valor estratégico es enorme, por lo que las guerras han sido su principal enemigo.

Ormaiztegiko trenzubia apurtuta

 Fototeka Kutxa

 

Durante la Guerra Civil española 1936, los obreros de Altos Hornos de Bergara cortaron el puente con sopletes para evitar el avance de las tropas franquistas. Tres de los trabajadores participantes fueron apresados y fusilados en el cementerio de Ormaiztegi.

El 1 de febrero del 1937 el General Mola y otras personalidades participaron en el acto de la reinauguración del viaducto. Ya con los pilares de hormigón armado que reconocemos hoy en día.

 En 1941 se finaliza oficialmente la reconstrucción con la apertura de la doble vía tras el montaje de la tercera viga principal. 

viaducto de Ormaiztegi con los pilares de cemento armado

El diseño original del arquitecto Lavalley fue modificado con los nuevos castilletes para poder reforzar la estructura reutilizando el propio material del viaducto derribado. Esta última versión, aun siendo menos estética, es la que más refleja toda la historia y patrimonio del propio viaducto de Ormaiztegi. Por ello, es lo que trataremos de recrear a escala 1/100 en una maqueta accesible. 

El pasado 11 de noviembre firmamos un acuerdo entre la Goierri Eskola, el Ayuntamiento de Ormaiztegi y el Museo Zumalakarregi. Desde entonces, el proyecto ha avanzado en varias sesiones. 

El primer paso fue presentar el patrimonio y la historia del viaducto a los propios alumnos. Además de visitar el puente en vivo. A partir de ese día el alumnado comenzó a crear los planos 3D del viaducto, gracias a los planos originales facilitados por el Ayuntamiento de Ormaiztegi. 

Goierri eskolako ikasleak Zumalakarregi Museoan

El objetivo de este proyecto es presentar el viaducto de forma accesible. Por ello, colaboramos con la asociación Begiris (Asociación guipuzkoana para promover la inclusión de personas ciegas o con baja visión). El pasado mes de diciembre Joxean Txintxurreta y Ramoni Jauregi -representantes de dicha asociación- se acercaron a Goierri eskola y además de presentar la lavor que realizan, nos asesoraron en el diseño de la maqueta.

Begiris elkarteko bi kide goierri eskolako ikasgelan

Una vez analizada la escala, medidas y aspecto del viaducto, faltaba preparar la presentación del mismo. Por ello, realizamos una sesión con el maquetista Iñaki Mezquita, quien desde su experiencia, presento las posibilidades de recrear el valle donde se ubica el viaducto. De este modo el diseño digital de los alumnos tuvo que ser adecuado a las necesidades. 

Iñaki Mezkitaren bisita Goierri eskolako ikasgelara

Actualmente el proyecto se encuentra en su fase más automática. El trabajo digital realizado por los alumnos, se realizará mediante impresora 3D de forma continuada durante 17 días durante las 24h. Los alumnos de bachillerato de Goierri Eskola, entregarán su proyecto antes de finalizar el curso escolar. Una vez tengamos la pieza, comenzará el proceso de musealizar la obra, adecuando el espacio y la señalética.

3D inpresioan eginiko trenzubiaren zati bat

El proyecto de colaboración ha sido un constante proceso de aprendizaje multilineal y multidisciplinar. Un proceso de trabajo novedoso gracias a la diversa colaboración de personas y entidades, con la aportación de conocimientos de cada sector. Además se ha incorporado el propio perfil al que irá dirigida la pieza, haciendo a las personas invidentes parte del proceso. Los alumnos han tenido un cliente real a la hora de desarrollar un proyecto escolar, siendo muy probablemente el cliente más exquisito que llegarán a tener durante su proceso de formación.   

Fuente: libro Ormaiztegi 1860-1970.

 

Hoy hace 85 años se reinauguró el viaducto de Ormaiztegi

El general Mola en la reinauguración del viaducto de Ormaiztegi